martes, 2 de junio de 2009

Just waiting

Un día no hace demasiado tiempo, al leer mi horóscopo (sí qué pasa, a veces lo leo) me enteraba de que la primavera no era mi mejor época. Pues que bien, pensé, eso es algo que yo ya sabía desde hace mucho. ¿Por qué os creeís que cada primavera dejo mi blog de turno y lo recomienzo en septiembre? (excusa barata, lo sé).

Resulta que por no se que rollos de mi signo, en primavera es cuando mas perdido y desorientado me encuentro... Deben ser los influjos lunares, la posición de Venus o que Júpiter y Marte no entran conjunción hasta pasado el solsticio de verano pero que queréis que os diga, estoy hasta la polla de esta estación.

En este momento de mi vida (ultimamente no paro de utilizar esta frase), hay 3 cosas que necesito que cambien, y lamentablemente ninguna lo hace. La buena noticia es que todas cambiarán, es sólo cuestión de tiempo, pero eso es justo lo que más me desespera, el saber que es cuestión de tiempo y que sólo me tengo que limitar a esperar... Porque esperar me cansa, no soy alguien hecho para las esperas, no me gusta que las cosas lleguen por sí solas, me gusta ir a buscarlas, me gusta planearlas y hacer por que esos planes se lleven a cabo. Sin embargo ya os digo, ahora mismo no hay opción. Creo que hasta que al menos uno de esos cambios no llegue no encontraré la motivación suficiente como para volver a ser el yo de siempre. El yo que se levanta y se acuesta pensando en qué puede hacer para mejorar su vida. El yo que aprovecha el tiempo en lugar de matarlo. En definitiva, el yo del resto de estaciones.

Pero bueno, al menos estoy escribiendo aquí, no? ¿será esto una señal de que algo empieza a cambiar? ¿Irá seguido este post de algún otro o la sequía se prolongará como cada año hasta el otoño? Lamentablemente, para saberlo, tanto vosotros como yo, tendremos que esperar.

6 comentarios:

Winnie0 dijo...

Pues esperaremos (juntos)a ver qué pasa...En cualquier caso por mucho que queramos acelerar el tiempo no podemos.. Por mucho que queramos que las cosas cambien....la mayoría de las veces no dependen sólo de nosotros mismos...
Besos y encantada de leerte de nuevo....

Phoenix dijo...

(Redoble de tambores)
¡¡¡HAS APARECIDO POR EL BLOG!!! XDD

Pues la verdad es que a mí la primavera no me viene tan mal,lo que no soporto es el verano y su calor...es verdad que no puedes hacer otra cosa que esperar,pero puedes tomar cierta posición activa,que sería la de desahogarte por aquí de tu espera,y así al menos rompes la maldición de la primavera ;-P (anda,si me ha salido un pareado y todo =O)

Y si no,siempre nos quedará un buen mini del Viperina ^^

Besoo

Reikjavik dijo...

Ánimo, puedo imaginarme por qué estás tan desanimado pero piensa que existen más posibilidades de que todo salga bien. Mi peor época del año es el verano, estoy siempre cansado y con ganas de dormir y el calor me agobia mucho.

Besos, como te vea mal te hago el baile del vídeo del otro día xd.

Pueblerino Cool dijo...

A veces las esperas no son tan malas. Puedes aprender de ellas. Yo soy de los que piensan que las cosas pasan como tienen que pasar y cuando tienen que pasar. Así que, mejor que seas paciente y dejes que el mundo siga su curso. Sí, suena muy místico, lo sé, pero como te gustan los horóscopos... Jajaja.

¡Un besote!

PD: Yo también odio la primavera, pero por temas alérgicos.

Crispín dijo...

yo sigo esperando verte el pelo!!

:-P

hay que aprender a disfrutar de la espera..cuando sepas, ¿me das clases?

besos

JB dijo...

Al menos sabes que esos cambios llegarán, ¿no? Es un fastidio tener que esperar, pero bueno, si es solo cuestión de tiempo, ya es algo...


Um... ahora que lo pienso, por un módico precio, puedo ofrecerte algún tipo de hibernación anestésica. Ya sabes, para que la espera se te haga más llevadera.


De verdad, yo esta vena de "negocios" no la tengo normalmente, ¿eh? Me sale solo al tratar contigo... :P